3 Errores comunes que cometen los emprendedores

En este apartado hablaremos de tres de los errores más comunes que cometen los emprendedores a la hora de querer iniciar algún negocio. Éstos, a la verdad; son errores de todo tipo emprendedores que inician ya sea en solitario o en equipo.

Claro, hay que recalcar también que; en algunas situaciones, estos errores se manifestarán porque no te encuentras en el ámbito correcto para que inicies tu emprendimiento; o porque no cuentas con el espíritu necesario para ser un emprendedor.

Una verdad inalterable a esto es que no todas las personas han nacido para gestionar un negocio propio; de allí radica antes de seguir, tu responsabilidad de entender cuál es tu situación frente al emprendimiento.

Con este preámbulo y sin más, vamos a analizar cuáles son estos errores comunes a la hora de emprender.

Falta de motivación

Éste es uno de los errores más comunes entre los emprendedores; aunque aquí puede existir una contradicción ¿Si me considero emprendedor, la motivación me debería sobrar? ¿No es así?

Permíteme que te explique; sucede que muchas personas se encuentran; –bueno algo que siempre ha existido-, con que no tienen trabajo, o que anhelan cambiar o mejorar su situación laborar o económica, o que se encuentran inmersos o arrastrados –casi de forma literal- por la ola gigantesca de publicidad en pros del emprendimiento existente, que se quieren sumergir en la aventura.

Sin embargo –y no es que exagero- el verdadero emprendedor se siente motivado por sentimientos de mejorar o innovar el mundo en el que vive. Vaya, pues sí; ha de necesitarse de una gran motivación para poder dedicarse a un proyecto y hacer que éste sea algo, que innove algo, que cambie algo, que satisfaga algo. Se necesita de una gran inversión, antes que de dinero, de tiempo; sin verdadera pasión o motivación, no creo que se pueda lograr.

Esta es la verdadera motivación y/o pasión que le falta a este tipo de personas, ¿qué hacen?, buscan información en la web de cómo ganar dinero por internet, súmale a esto que creen tener una buena idea –que ni ellos la creen-; así, no durarán mucho.

Sí; alguno dirá, que sí emprenden, que sí ganan algo de dinero; pero no durará mucho, estarán destinados al fracaso, y es que no se dedicarán en cuerpo y alma a ese proyecto.

Ahora, y en este punto; te invito a reflexionar ¿existe verdadera motivación en ti para llevar a cabo el proyecto que tienes en tu mente?

Si es así, pues adelante con tu proyecto, el mismo se halla asentado en buena cimiente y erigirás un buen emprendimiento en él.

No poder hallar aliados

Tener la firme creencia de que el éxito de tu emprendimiento depende en tu sola capacidad de desarrollar o crear un producto; es otro de los errores muy comunes entre los emprendedores.

Debes de ser capaz de poder hallar aliados a tu idea o proyecto, ya que, aunque puedas desarrollar un buen producto; si no tienes por ejemplo un equipo de marketing o publicidad, no alcanzarás gran cosa.

Es importante encontrar aliados, y aliados que vayan a aportar –es lógico ¿no?-, alguien dijo “el éxito de una empresa no se basa en una sola cosa muy bien hecha, sino en varias cosas muy bien hechas”. Ahora, si quieres convertirte en un emprendedor exitoso, deberás aliarte de gente que sea capaz gestionar todos aquellos ámbitos que tú no puedas.

Por poner ejemplos; si tú eres un desarrollador, necesitarás a un experto en marketing, a un diseñador gráfico, a un profesional en redacción de contenidos, etc. Todos son partes importantes en una empresa, un equipo que aporta con sus habilidades y destrezas para el éxito de su proyecto.

Un buen emprendedor no trata de ser todólogo –persona que cree poder hacer todo, o saber todo-; sino que es aquel que busca aliarse de aquellos que resuelvan los problemas que él no sabe.

Hacer lo que todo el mundo hace

Otro de los errores muy comunes es creer que para emprender basta con auto-emplearse. Pero no dicen que el que se auto-emplea ya está emprendiendo; Sí y no, recuerdo que alguien decía –está bien, pero está mal-.

Lo definiré de mejor manera; digamos que montas un negocio de tienda de productos tipo delicatesen, esto no vendría a ser un emprendimiento en un sentido estricto; necesitarías ir un poco más allá y ofrecer algo innovador en tu servicio, para poder considerarlo como tal.

Eso amig@ mí@ es uno de los mayores problemas a la hora de emprender, y es que las personas no se ponen como objetivos el innovar, el crear algo novedoso; sino que se quedan haciendo lo que todas las personas hacen. ¡Ahora si me entiendes hacia donde voy!

Examinémoslo con  más profundidad; todas las industrias tienden a un nivel de rentabilidad similar ¿por qué? Pues porque el capital siempre se va a mover desde donde más rentable es hacia donde menos rentable es. Alguien dirá ¿pero esto qué significa o que relevancia tiene para mí? Pues bien, mira emprendedor, si tú haces lo mismo que el resto hace, no conseguirás la misma rentabilidad que él, tendrás menos.

Ahora, si deseas obtener más rentabilidad; debes hacer algo novedoso, algo innovador que nadie haya hecho; lo cual te permitirá tener mucho más rentabilidad, mientras que ahora serán los otros quienes tendrán menor rentabilidad.

Y, lo novedoso no significa necesariamente que crees o fundes algo como Facebook; basta con que agregues valor a un producto ya existente, u ofrezcas un servicio de atención personalizado, etc.

Conclusión

Como puedes observar estos tres errores suelen ser los más comunes entre los emprendedores; espero que este post te sirva para que logres tener mejores ideas a la hora de iniciar y organizar tu emprendimiento. Además, recuerda esto que alguien dijo “Prefiero ser más precavido de la cuenta; que lo contrario, lo contrario no tiene vuelta atrás”.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *